NUESTRA IDENTIDAD

En Jesús María nos identifica una ESPIRITUALIDAD Cristocéntrica y Mariana, centrada en la Eucaristía, con una marcada influencia ignaciana, con  fuerte dimensión apostólica y misionera.

Los valores evangélicos que distinguen el carisma de Claudina son la bondad, el perdón, la alabanza, el discernimiento, la humildad, la paciencia, la justicia, el orden y el espíritu de trabajo.

Nuestro desafío EVANGELIZADOR consiste en anunciar la persona de Jesús y su Buena Noticia favoreciendo ámbitos de encuentro con Dios y con los demás.

Encontramos en la EDUCACIÓN una mediación privilegiada para este anuncio ya que la consideramos un proceso preventivo, orientador y comunitario; personalizado y personalizante, que busca liberar a la persona a través de la formación integral y que tiende a conservar y transformar la cultura.

Motivamos a los alumnos a una vocación de servicio apostólico, desde el análisis crítico de la realidad, la sensibilización social, la apertura y aceptación de la riqueza en la diversidad. Nuestra Institución está abierta a la comunidad, especialmente a los más necesitados.

Cada uno de los  miembros de nuestro Colegio colabora para lograr un clima institucional basado en la búsqueda de la verdad, la alegría y la sencillez;  en actitud de confianza, comunicación sincera y abierta, con sentido de la responsabilidad y el servicio;  atentos a cada persona y sus necesidades.

El espíritu de familia  que nos caracteriza genera un estilo propio de organización y trabajo en equipo en un clima de respeto, solidaridad y corresponsabilidad en los procesos de discernimiento y toma de decisiones.

Todos nos comprometemos en la construcción de un ambiente propicio para el aprendizaje permanente, en el que evangelizamos haciendo vida lo que queremos comunicar a los demás.

Santa Claudina Thèvenet